Clave del exito en la Lactancia Materna

Cuando un bebé desde la hora siguiente del nacimiento adopta una adecuada posición para mamar, ha avanzado lo suficiente tanto el cómo su madre, para instaurar una lactancia exitosa. ¿Pero que sucede cuando el bebé inicialmente no logra pegarse al pecho?, ¿Cuando se pega pero la madre refiere dolor y aparecen grietas en los pezones? En un gran porcentaje las grietas en los pezones son ocasionadas por una mala posición de la boca del bebé, si la posición es corregida, habrás encontrado la solución para esta molestia.

Las situaciones descritas anteriormente suelen ser más comunes de lo que te imaginas mamá, así que no te preocupes porque te dejaré algunos tips que te ayudará para que tu bebé adopte una posición adecuada, lo cual te permitirá prevenir las grietas en tus pezones y garantizará que tu bebé pueda mamar de forma óptima y obtener la leche necesaria:

 

  1. Primero que todo en la posición que se tenga al bebé (posición de cuna, posición de fútbol americano, posición recostada de lado) este debe estar bien de frente a ti, ombligo con ombligo (excepto en balón de fútbol), su cara de frente al seno del que se va a alimentar, la cabeza del bebé NUNCA debe quedar girada para pegarse a la mama (cuando el bebé se pega al seno con su cabecita girada va a generar incomodidad en él, haciendo que se canse fácilmente y no se pegue durante el tiempo necesario y finalmente termine por rechazar el alimento).

 

  1. La boca del bebé debe estar siempre muy abierta antes de engancharlo al seno, esto ayudará a que el pezón y gran parte de la areola entren bien en su boquita, allí la lengua del bebé y sus encías oprimen los conductos galactóforos, permitiéndole extraer la leche con mayor facilidad (cuando el bebé no abre bien su boca, coge solo el pezón, situación que va a generar en ti  laceraciones en los pezones, que el pecho no se evacua adecuadamente y se congestione y en tu bebé favorecerá que quede con hambre, no se alimente correctamente y no suba de peso).

 

  1. Una vez se haya logrado enganchar al seno, se debe revisar lo siguiente: los labios del bebé deben estar completamente hacia afuera (como un pescadito), se debe observar menos areola por debajo que por encima, al succionar las mejillas del bebé NO se deben hundir, la nariz y el mentón deben estar muy cerca al seno, no te preocupes mamá que NO SE AHOGAN, la punta de la nariz se aplana y logran respirar por los lados y por último la mamá no debe sentir dolor (si puedes observar estas características en las tomas de tu bebé, puedes estar tranquila mamá “tu y tu niño (a) han logrado un excelente agarre”.

 

  1. Mientras lo estás amamantando el bebé no debe resbalarse hacia la punta del pezón, si esto sucede te empezará a doler, inmediatamente debes retirarlo para evitar lacerar los pezones, la mejor forma para retirarlo es introducir el dedo meñique en la comisura de los labios del bebé, así se romperá la succión sin lastimar el pezón, le retiras el seno e intentas pegándolo de nuevo (no te preocupes mamá por retirar a tu bebé del pecho, es preferible retirarlo las veces que sea necesario y volverlo a intentar, que seguirlo amamantando con dolor).

 

  1. En algunas ocasiones puede resultar muy útil ayudar al bebé sosteniéndole el seno en forma de c, especialmente en aquellos casos donde la madre tiene senos muy grandes o durante los primeros días mientras el bebé aprende a hacerlo.

 

Recuerda mamá, estos son solo algunos pasos a tener en cuenta, lo más importante es confiar en ti como madre y saber que cada día tu bebé y tú se conocerán más y serán el complemento perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On Instagram