Prepárate para amamantar a tu bebé desde tu embarazo!

Existen muchos mitos y creencias para la preparación de los senos durante el embarazo, para lograr una lactancia materna exitosa, escucharas cosas como: debes fortalecer tus pezones masajeandolos y aplicándoles  cremas especiales durante el embarazo, o si tienes pezones invertidos te aconsejaran hacer un sin fin de trucos para sacar el pezón, cuidado mamá!, la estimulación de los senos durante la gestación puede provocar en ti estímulos que podrían adelantar el momento de tu parto; nada de lo que hagas hará que cambie la anatomía de tus senos, la naturaleza es muy sabia y durante el embarazo te preparará físicamente para que puedas amamantar a tu bebé, tus senos aumentan de tamaño a medida que la glándula mamaria se va desarrollando, la areola empezará a tornarse de un color más oscuro, lo cual ayudará a tu bebe a identificar con más facilidad de donde se debe alimentar, se desarrollan las glándulas de Montgomery, encargadas de segregar una grasa natural que mantendrán tu pezón y areola humectados naturalmente, además de producir un olor similar al del líquido amniótico que ayudará al recién nacido a identificar con más facilidad el seno; algunas mujeres al final de su embarazo podrán notar salida de calostro de sus senos, si este último punto no es tu caso, no te preocupes, no le ocurre a todas las mujeres. Hasta el momento hemos visto unos cambios en tu cuerpo que ocurren totalmente solos, sin necesidad que hagas nada, entonces te preguntarás, ¿cómo me debo preparar?

La preparación de una madre o pareja gestante no se hace físicamente, se debe realizar mentalmente, a pesar de que amamantar es un proceso natural, también es cierto que la lactancia es un comportamiento adquirido o aprendido, es por esta razón que debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Informate con un profesional y experto en el tema acerca de la lactancia materna, el funcionamiento de la glándula mamaria, las técnicas para lograr un buen agarre, entre otros temas.

  • Conoce y aprende a diferenciar los mitos y verdades de la lactancia, esto te ayudará a no creer en todo lo que te digan las personas cercanas.
  • No esperes hasta que tu bebe nazca y pasen varios días para recibir información, cuanto más sepas de cómo empezar a amamantar, mejor lo harás.
  • Acude a grupos de lactancia, el observar a otras madres dar el pecho ayuda entender un poco mejor este proceso
  • Si no alcanzaste a recibir la información y educación necesaria durante el embarazo, busca acompañamiento de un profesional en el tema cuanto antes.

Te invito mamá a prepararte para ese momento tan especial, donde no solo nace un bebé,  también nace una madre.” 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On Instagram